La importancia del periodo medio de cobro y pago

Si tienes una empresa o estás en proceso de desarrollarla, hay un concepto que seguramente ya conocerás: se trata del periodo medio de cobro y pago. Aunque parezca un concepto más relacionado con la gestión empresarial, se trata de un indicador básico dentro de la organización económica de cualquier compañía.

Por ello queremos darte una información completa en este artículo sobre la importancia del periodo medio de cobro y pago y cómo puedes calcularlo e interpretarlo en tu empresa.

¿Qué es el periodo medio de cobro y el periodo medio de pago?

El periodo medio de cobro y el periodo medio de pago son dos conceptos muy importantes que nos van a dar información sobre cuánto tardamos en cobrar y cuánto tardamos en pagar en nuestra empresa. Son conceptos fundamentales porque de ellos dependerá el flujo económico que tengamos en nuestra organización y nuestra tesorería.

Resulta evidente pensar que, si necesitamos hacer frente a los pagos a nuestros proveedores, para ello primero debemos disponer del dinero. Dado que nuestra empresa subsiste gracias a los pagos de los clientes, lo ideal es que podamos tener el dinero de nuestros clientes para poder pagar a nuestros proveedores. En este sencillo razonamiento hay un factor muy importante que es el tiempo.

El periodo medio de cobro (PMC) hace referencia al número de días de media que nuestros clientes tardan en pagarnos. Los días que nuestros clientes tarden en pagarnos serán los días durante los cuales los estamos financiando. Para calcular el periodo medio de cobro existe una fórmula sencilla por la cual dividimos el saldo medio de clientes, entre el volumen de ventas y el resultado lo multiplicamos por 365 días.

El resultado de esta operación nos dirá cuántos días de media estamos financiando a nuestros clientes.

El periodo medio de pago (PMP) hace referencia al número de días de media que nosotros tardamos en pagar a nuestros proveedores. Estos días representan el tiempo durante el cual nuestros proveedores nos están financiando. Para calcularlo aplicamos una fórmula similar a la anterior. Será el resultado de dividir el saldo medio de proveedores entre las compras y el resultado lo multiplicamos por 365 días. Nos dará una cifra que representa el tiempo durante el cual nuestros proveedores nos están financiando.

Evidentemente, esta información solo tiene sentido si podemos analizarla y obtener una conclusión interesante de ella. Por eso es importante que seamos capaces de conocer este valor para nuestra empresa y compararlo. Lo ideal es que el PMP sea superior al PMC ya que esto significaría que nosotros primero cobramos de nuestros clientes y después pagamos a los proveedores.

Ejemplo de cálculo de ambos indicadores

Vamos a darte un ejemplo de cómo se calculan y se interpretan ambos indicadores. Imagina que tienes una empresa de venta de zapatos deportivos. En los datos de la empresa figura la siguiente información:

  • Saldo de clientes: 112 millones de euros.
  • Nivel de ventas: 1.300 millones de euros.
  • Saldo de proveedores: 340 millones de euros.
  • Nivel de compras: 678 millones de euros.

Con esta información podemos calcular un PMC de 31 días y un PMP de 183 días. Esta información nos está diciendo que esta empresa cobra de sus clientes antes de tener que pagar a sus proveedores. De esta forma, tendrá una financiación por parte del proveedor que le permitirá tener un remanente de dinero en caja durante un tiempo que le permite seguir operando.

Para que lo veamos más claro, si el día 1 de enero cobra 600 euros de clientes y el mismo día compra a sus proveedores material por el mismo importe, no tendrá que pagar a sus proveedores hasta mayo, tendrá un margen de 5 meses para seguir gestionando el dinero que ha recibido de los clientes.

Importancia de su monitorización

Según lo que hemos visto de este indicador es bastante evidente que llevar un buen control y monitorización de estos dos valores es fundamental para la buena gestión de la empresa. Imagina que en el ejemplo anterior en lugar de tener un PMC de 31, este hubiera sido de 200 días. En ese caso, tendríamos que pagar a nuestros proveedores sin haber cobrado de los clientes.

Por ello, es fundamental mantener un cuadro de mando que nos ayude a llevar un control de esta información. Un ejemplo lo tenemos en DashDecide, un software empresarial que te permite llevar un control de los indicadores de tu empresa para la toma de decisiones y que te ofrece muchas funcionalidades que te ayudarán a mejorar tus resultados.

Esta página usa cookies para mejorar su experiencia. Para ello usted debe aceptar la política de cookies.